© 2019 by Sefarad Editores

All rights reserved.

Raíces 121  | Invierno de 2019-2020 | año XXXIII

 

Sumario de este número

Carta del Director

‘El violinista’. Una poesía de Máximo Simpson

 

Artes y Espectáculos

500 años después de la expulsión de los judíos de España, la más bella Biblia medieval llega a casa

Daniel Mordzinski nos muestra sus sueños / Santiag Raigorodsky

Venecia celebra a Peggy Guggenheim, su mayor coleccionista

‘Errata’, de Ariella Aïsha Azoulay, en la Fundación Antoni Tàpies de Barcelona / S. R.

La obra de Charlotte Posenenske y un maestro del diseño en Barcelona

‘El pájaro pintado’ de Vaclav Marhoul en Venecia / Carlos Roldán Larreta

El ojo y la mirada

Vladímir Hórowitz, un ave fénix del piano

Las contrafusas y el escenario

 

Letras y Libros

Pimpollo Vargas  / Elías Scherbacovsky

Recordando a Harold Bloom, amante de la literatura, defensor del canon occidental

Nostalgias del ídish / Varda Fiszbein

Muere a los 90 años Barbara Probst Solomon, cronista de la Transición

El Salinger íntimo se descubre en Nueva York

Los judíos de Benito Pérez Galdós a cien años de su muerte

Textos selectos / Reza Aslan

Café Kafka

 

Argumentos y Ensayos

Omnipotencia e idolatría: Freud y Maimónides, una comparación / Gonzalo Pérez Santonja

Enzo Traverso: la simbiosis judío-alemana. La identidad judía como una dualidad insondable /Miguel Giménez Blunden

Halle: vergüenza y náusea / Carolin Emcke

 

Historia y Sociedad

Sobreviviendo en Varsovia / Arnoldo Líberman

La vida y el teatro de los judíos en Polonia (Parte I) / Jacobo Kaufmann

 

Miscelánea

André Citroën: el gran ingeniero automotriz judío

Las cosas que pasan

 

En Portada: Una página iluminada de la Biblia Kennicott de La Coruña.

RAÍCES último número publicado

€15.00Precio
  • Carta del director. 

    El 1 de septiembre de 2019, en el 80º aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, 34 países observaron el Día Europeo de la Cultura Judía, abriendo las puertas de sinagogas históricas y comprometiendo a las comunidades locales en más de 400 ciudades de todo el continente.

    Ese aniversario es notable, pero en lugar de centrarse en el Holocausto y la casi destrucción total de los judíos de Europa, las Jornadas europeas se esfuerzan por iluminar la vitalidad de la tradición judía antes y después de la Shoá. En el año 2019 se cumplió el vigésimo aniversario del programa, que comenzó como un programa de «Puertas abiertas» en Alsacia, Francia. Este se estableció como una iniciativa en todo el continente en enero de 1999, en una conferencia sobre herencia judía en Europa celebrada en el Museo Judío de Arte e Historia de París. Ruth Ellen Gruber, directora de Jewish Heritage Europe, un portal web para la cultura judía, recuerda esa conferencia como la segunda reunión importante de este tipo, después de otra de 1990 en Nueva York. Pero en los años transcurridos desde esa conferencia, la comunidad de Alsacia, que limita con Alemania y Suiza, había comenzado a restaurar sinagogas y cementerios y había abierto un museo judío. En 1996, estos esfuerzos culminaron en una iniciativa de «Puertas Abiertas», en la que se invitó al público a estructuras construidas por judíos y áreas históricas y se ofrecieron visitas guiadas. Los líderes del programa, Claude Bloch y Catherine Lehman, hablaron de su compromiso en la conferencia de 1999, y algunos asistentes que se quedaron después del discurso planearon el lanzamiento de un día paneuropeo de la cultura judía según el modelo alsaciano. Cuatro países, Suiza, Francia, Italia, España y Alemania, celebraron el primer día de este tipo el primer domingo de septiembre de ese mismo año. Al año siguiente, el proyecto se expandió para incluir 16 países. Desde entonces, el proyecto se ha vuelto a etiquetar como Día de la Cultura Judía, con algunas ciudades que tienen una programación que se prolonga durante una semana, y España –lo que nos enorgullece– es parte fundamental de esta iniciativa.

    A nivel continental, el evento es supervisado por la Asociación Europea para la Preservación y Promoción de la Cultura y el Patrimonio Judío (AEPJ), con sede en Barcelona.