Raíces 123  | Verano de 2020 | año XXXIV

 

Sumario de este número

 

Carta del Director

‘El ciego’, poema de Juan Gelman

 

Artes y Espectáculos

Roy Lichtenstein y la seriedad del homo ludens  / Norma Sturniolo

En la ‘nueva normalidad’ recomienza la temporada de exposiciones  / Santiago Raigorodsky

El ojo y la mirada

Philippe Jaroussky. El jardín secreto / María Condor

Dando nueva vida a las antiguas canciones sefardíes

Las contrafusas y el escenario

 

Letras y Libros

Mauricio Wiesenthal, la luz de la cultura / Arnoldo Liberman

Ernest Hemingway fue un gran escritor. También era antisemita

Reseñas / M. Cebrián – A. Navarra

Café Kafka

 

Páginas Centrales

Agnón: a 50 años de su muerte

Agnon, de mí para mí / Rodica Radian-Gordon

Como el reflejo del rostro en el agua / Shemuel Yosef Agnón

S. Y. Agnón, el enigmático genio de las letras hebreas modernas  / Jacob Abecasís y Rhoda Henelde

 

Argumentos y Ensayos

Woody Allen y la conjura de los necios / Carlos Roldán Larreta

La rama de olivo hacia Israel / Einat Wilf

George Steiner o el arte de cantilar / Daniel Goldman

Las teorías sobre la conspiración de Soros surgen a medida que las protestas avanzan

Creación artística y Shoá. El arte imprescindible / Concha Pérez Rojas

 

Historia y Sociedad

Vida y teatro de los judíos en la Rusia presoviética / Jacobo Kaufmann

Meir Berliner, el héroe argentino de Treblinka / Marcia Ras

De lugares y tiempos

 

Miscelánea

Sobre usos y rutinas de la ‘stolperstein’ / Ricard Vinyes

Las cosas que pasan

 

En Portada: Una de las fotografías más conocidas de S. Y. Agnón. Esta es la imagen que aparece en el billete israelí de 50 nuevos sheqalim, emitido en 1985.

RAÍCES último número publicado

€15.00Precio
  • Carta del Director

    La nueva agenda de Sefarad Editores, para el año judío 5781 que comienza en este mes de septiembre, está dedicada a intérpretes y compositores judíos de música popular del continente americano.

    La revista Billboard publicó «El ‘top 30’ de la música judía», una polémica lista con motivo de la pasada festividad de Janucá. En ella, Billy Joel abre la clasificación y Bob Dylan ocupa el número 25º. Se trata de los músicos judíos norteamericanos con mayor impacto en el ‘Hot 100’ durante varias décadas. Como en los Óscar o, salvando las diferencias, el Balón de Oro, la selección provocó polémica y debate. Por los que están, por el orden en cómo están situados y por los que no están. Hay ausencias tan sonadas como las del canadiense Leonard Cohen o el uruguayo Jorge Drexler que, claro, no son estadounidenses. Barbra Streisand es la única mujer de la lista y ocupa el tercer puesto de la clasificación; ya la hemos incluido en la selección de una pasada agenda (El Año Judío 5779. Mujeres que alegraron nuestras vidas).

    Toda lista de este carácter es arbitraria. La que ahora se presenta no es una excepción. Hemos tratado de no omitir las figuras más importantes (de Benny Goodman a Beastie Boys, de Ariel Rot a Simon & Grafunkel, de Neil Sedaka a Kiss...), pero por razones de espacio no están en ella Artie Shaw, Eddie Fisher, Stan Getz o Lenny Kravitz... Ni hay mujeres, que ya estuvieron presentes en la agenda mencionada dentro de un ciclo de cinco ediciones consecutivas dedicadas a la mujer judía.

    Pero hay algo que sí es nuevo: esta es una agenda audiovisual porque se han incluido las canciones más recordadas de los intérpretes reseñados. Están los códigos QR que dan acceso a grabaciones de YouTube, por lo que es muy fácil poder oírlas en cualquier smartphone que tenga descargado el programa respectivo. En la propia agenda se explica cómo conseguirlo si todavía no lo tiene.

    Sólo nos resta desearle que disfrute de esta selección excepcional e inolvidable. Constituye la memora emocional de nuestras vidas.

    Y también queremos desearle un feliz año 5781: como están las cosas nos lo merecemos.

© 2020 by Sefarad Editores

All rights reserved.